Lección Decimocuarta.- El Yogui y su relación con el Mundo



EL YOGUI Y EL MOVIMIENTO DE "DERECHO A VIVIR"

A lo largo de este curso ha quedado claro para usted, querido estudiante, que cualquier clase de violencia auto-motivada y no sancionada religiosamente es incompatible con la vida espiritual, y el aborto no es la excepción. Anticipando la conclusión del siguiente articulo, le podemos informar que el Yogui ve el aborto como el abierto asesinato de un ser humano. En pocas palabras, si estamos al nivel de conciencia de Dios, seremos bendecidos con todas las buenas cualificaciones y detestaremos automáticamente cualquier clase de acto violento.

Solamente en 1.959, en los derechos humanos de las Naciones Unidas, los políticos presentaron el siguiente mensaje audaz: "El niño, en razón de su inmadurez física y mental, necesita protección y cuidado, incluyendo amparo legal apropiado después y también antes de su nacimiento".

Desde que la Corte Suprema de los Estados Unidos legalizó el aborto en 1.973, se han informado de once millones de abortos practicados en América. Se estima que se han realizado 60 millones en todo el mundo. La prestigiosa revista "Newsweek" afirma que en la Unión Soviética cada mujer se practica un promedio de seis abortos durante su vida. Por 1o tanto, en la década pasada, el número de víctimas en embrión sumó cientos de millones de muertes.

En la sociedad civilizada, el asesinato de un ser humano ha sido prohibido tradicionalmente, tanto por los códigos religiosos como por los legales. Las excepciones más comunes han sido la pena capital y el derecho de las fuerzas armadas y la policía para matar en el curso de sus actividades legales. Sin embargo, se considera por lo general que los seres humanos tienen el derecho inviolable a la vida.

Pero, ¿se supone que un niño no-nato es un ser humano?. El Dr. Bernard Nathanson escribe en su libro "El Aborto en América": "Hablando en el sentido médico estricto, sabemos que existe una entidad independiente, biológicamente iniciada, desde el momento en que el esperma se une con el óvulo, podemos discernir que su presencia y actividad comienzan con su implantación". Abunda la evidencia científica acerca de esta conclusión. Instrumentos sensibles pueden captar el sonido del corazón de los bebes no nacidos, así como de ondas cerebrales eléctricas en el primer trimestre del embarazo cuando se realizan la mayoría de los abortos.

A pesar de todo, en 1.973, la Corte Suprema de Los Estados Unidos legisló que un feto no es "una persona legal" con derecho a vivir al amparo de la Constitución. De esta manera, la Corte aumentó el derecho del estado para privar de la vida a un ser humano por razones sociales.

Hemos entrado, pues, en un área confusa en la cual el derecho a vivir está sujeto a cambiar según el criterio judicial y legislativo. Algunos han comparado el aborto con las soluciones finales sangrientas de los estados totalitarios: las ejecuciones en masa de Stalin, el asesinato de seis millones de Judíos de Hitler. Pero la filosofía actual del aborto parece tener que ver más con la doctrina nazi acerca de la eutanasia, o con el asesinato inmisericordioso. Por el supuesto bienestar de la sociedad, aun los Alemanes puros con ciertos defectos físicos o sicológicos fueron asesinados por médicos profesionales por razones aparentemente humanas, racionales y científicas, ¿se considera al aborto como una política similar a la eutanasia de niños no-natos? Algunos dicen que sí.

Hay señales de que los gobiernos extenderán muy pronto la política de la eutanasia a otros seres humanos. El Comité Nacional para el Derecho a Vivir informa que: "algunos doctores y equipos de investigación han propuesto que no se consideren personas a los recién nacidos hasta que cumplan un mes o más". Entonces se examinaría al niño y se decidiría si se le deja vivir o no. Los ancianos son otro objetivo parecido, a quienes se les supone que son un gran peso económico para la sociedad. Una vez que determinemos que es justificable socialmente matar a otro ser humano, ¿dónde podremos detenernos?.

¿HECHOS O MITOS?

Desgraciadamente, algunas de las justificaciones sociales en favor del aborto no resisten un análisis racional. Se ha dicho mucho acerca del "hecho" de la sobrepoblación en especial que está agotando los recursos de la tierra, en particular los alimentos. Pero de acuerdo con Herman Kahn, experto del "Hudson Research Institute", la tierra puede resistir una población 5 veces superior a la actual de 4 billones. Es interesante notar que la India (con una población de 650 millones) está exportando ahora un excedente de granos. Sin duda, algunas partes del mundo están teniendo hambrunas, pero esto en el fondo se debe a una mala administración humana.

La afirmación según la cual el aumento de población resulta en un aumento automático del crimen y otros problemas sociales, tampoco es cierta. En Gran Bretaña, por ejemplo, viven 50 millones de personas en un área más pequeña que California y sin embargo. tiene un total de asesinatos anuales menor que el de los Angeles. En el densamente poblado Japón el asesinato es casi desconocido.

Algunos alegan que la prevención de embarazos debidos a la violación es una justificación para el aborto. Pero un estudio realizado en Minnesota durante diez años, mostró que no hubo un solo embarazo en 3.500 casos de violación. Así que el argumento de la violación es el más endeble para racionalizar millones de abortos.

¿Es el aborto la solución al problema de los "niños no deseados" ? Es posible que la madre no quiera al niño, pero recientemente habían 800.000 parejas esperando poder adoptar un niño. Sólo 100.000 pudieron hacerlo porque el número de abortos causó escasez de niños disponibles para la adopción.

¿Qué podemos decir acerca del derecho que tiene la mujer de hacer con su cuerpo lo que quiera, según el grito de batalla del movimiento de liberación femenina?. Tal derecho no existe para nadie, ni si quiera para las mujeres. Por ejemplo, una mujer no puede legalmente inyectarse heroína en su cuerpo, no puede suicidarse, ni puede utilizarlo en la prostitución, De la misma forma, ella no tiene el derecho indisputable de matar un bebe no-nato dentro de su cuerpo. De cualquier manera, el bebé no es el cuerpo de la mujer sino una entidad separada y con derecho a vivir. Con muy pocas excepciones, ni siquiera los animales matan a sus crías.

Finalmente, evidencia científica demuestra que el aborto lejos de ser una técnica médica segura, implica muchos riesgos peligrosos incluidas hemorragias, hepatitis a causa de las transfusiones de sangre, esterilidad, infecciones y profundas cicatrices sicológicas. En mujeres que practican el aborto en su primer embarazo, las pérdidas en el primer trimestre en embarazos posteriores es 3 veces más frecuente que las que no han abortado. Las pérdidas en el segundo trimestre aumentan en 10 veces. El nacimiento prematuro, una de las mayores causas del retardo mental, también se incrementan en un alto grado.

Mientras tanto, el aborto clínico continúa como un negocio normal, produciendo enormes ganancias a los que lo practican. Se ha informado de salarios hasta de US $ 200.000 anuales, para los abortistas. Hace unos años se aprobaron leyes en muchos estados, por medio de las cuales las clínicas de abortos debían demostrar con pruebas de laboratorio que sus clientes estaban realmente embarazadas. En algunas clínicas se descubrió que por lo menos el 20% de las mujeres que iban a abortar no estaban embarazadas, pero sus pagos ayudaban a que el aborto continuara siendo un negocio lucrativo.

Los avisos de las clínicas afirman tener "delicadas alternativas para embarazos no deseados". Pero, ¿qué tan delicadas son estas prácticas en la realidad?. El método más común es la succión. Un tubo hueco con un poder de succión 28 veces más alto que el de una aspiradora casera, rompe el bebé en pedazos y los absorbe sacándolos del útero. Cuando el embarazo está más adelantado, se corta en pedazos al bebé con un cuchillo quirúrgico y se hace un raspado. En una película reciente, aparece una mujer agobiada por la culpa preguntándole al doctor si su bebé abortado había sido un niño o una niña. El doctor contesta en un tono profesional y sin la menor emoción: "¿Cómo puedo saberlo? Cuando salió estaba despedazado". Otra técnica común es inyectar una solución salina en el saco amniótico, quemando así el feto y causándole la muerte. Luego se induce a la madre para que dé a luz un "dulce de manzana" muerto, llamado así por el color de su piel rojo encendido debido a las quemaduras.

NO HAY ESCAPE

No hace mucho tiempo, los abortistas responsables por estas muertes hubieran sido castigados como criminales. Pero ahora las leyes humanas han cambiado y los abortistas se han convertido en personas respetables, en hombres de negocios que hasta pagan impuestos.

En contradicción a la distorsionada idea moderna de que el embrión es un tejido sin vida individual, el Srimad-Bhagavatam, la esencia de todo el conocimiento Védico, afirma: " Bajo la supervisión del Señor Supremo y de acuerdo con su trabajo previo, la entidad viviente (el alma) que reside en la célula del espermatozoide, entra en el útero femenino para adquirir un tipo especifico de cuerpo". (Srimad-Bhagavatam 3.31.1). Esta declaración autoritaria resuelve la pregunta crucial de cuándo comienza la vida en el útero Más enfáticamente, la vida comienza en el momento mismo de la concepción - el momento en el cual el esperma, llevando el alma, entra en el óvulo.

Otro punto importante que hay que notar es que el derecho a la vida es determinado por la ley divina, no por nuestras decisiones caprichosas. Es la ley del karma trabajando bajo la supervisión del Señor Supremo, la que determina cuándo el espíritu del alma individual entrará en un útero humano. Una prueba de esto es que la concepción ocurre con frecuencia a pesar de las numerosas medidas anticonceptivas También algunas veces una mujer estéril o un hombre impotente pueden concebir un hijo. En consecuencia, si a través de un aborto violento tratamos de negarle a un alma su nacimiento humano que se merece por la ley del karma, estamos desafiando la voluntad de Dios en la más terrible de las maneras.

Por esa misma ley del karma, cualquiera que destruya un feto en desarrollo tendrá que sufrir un castigo severo después de la muerte. "De lo que siembres, recogerás", dice la Biblia y las literaturas Védicas confirman que tanto la persona que se hace el aborto como el que lo realiza, son obligados al momento de su muerte a entrar en un útero donde ellos mismos serán víctimas del mismo acto maligno. El aborto es una transgresión grave a las leyes de la naturaleza de Dios. Así que aquellos que estén muy ansiosos de disfrutar el placer sexual, pero quieren evitar la responsabilidad de criar hijos, deben considerar con mucho juicio las rigurosas consecuencias del aborto. A diferencia de las leyes de la Corte Suprema, las leyes de la naturaleza y de Dios siempre se cumplen estrictamente.

EL PROBLEMA REAL Y LA SOLUCION

Detrás de la crisis del aborto se esconde un problema aun más profundo: el enorme aumento reciente en el número de embarazos no deseados. Esta es la otra crisis - una crisis tan severa que millones de América nos han recurrido al asesinato de fetos como la única solución aparente. Lance Morrow escribió hace poco en un editorial de la Revista "Time ": " Sin el aborto legal y fácil, muchas vidas en progreso se arruinarán sin esperanza; los niños indeseados crecen sin amor, golpeados... y criminales'.' Estamos completamente de acuerdo conque se deben rectificar estas condiciones sociales. Pero, ¿qué persona sana, que comprenda que el feto es un ser vivo desde el momento de la concepción, puede considerar el aborto como una solución válida para los embarazos indeseados?.

Parece que estuviéramos atrapados en la red de un dilema cruel: el horror del aborto, o la miseria de vidas destruidas, hogares rotos, y masas de niños no deseados. Pero la verdad es que las crisis del aborto y los niños indeseados, así como las enfermedades venéreas, el abuso a los niños y el divorcio, han surgido de la vida sexual ilícita y sin restricciones. Las escrituras Védicas permiten el sexo con un único propósito: procrear niños conscientes de Dios. Por lo tanto, el sexo; sólo por placer, es una violación a las leyes de Dios, y una sociedad de traficantes de sexo, tiene que sufrir su castigo en la forma de abortos, pornografía y enfermedades venéreas, abuso sexual de niños, etc.

La sociedad Americana esta sintiendo la reacción agonizante a su propio ateísmo, y las discusiones acerca de sí el estado debe ayudar o no a pagar los abortos, es igual a una charla sin objeto en un barco que se hunde. Al ignorar las regulaciones de las escrituras que gobiernan el sexo, hemos descendido al nivel de los animales. ¿Que de bueno tiene "una discusión razonable" entre bestias?. Matando mas de un millón de niños no-natos cada año, los americanos están cometiendo el asesinato masivo más grande de la historia moderna - y ahora ellos están tratando de decidir como hacerlo justa y moralmente'.

No, la única cosa moral aquí es como detener el sexo ilícito. Todo el mundo, desde los dirigentes de la nación hasta el último ciudadano tienen que comprender el propósito divino al darnos el sexo: procrear niños conscientes de Dios. Algo mas, todos los gobernantes deberían practicar este principio en sus propias vidas y propagarlo vigorosamente a toda la sociedad.

Desgraciadamente, nuestros así llamados lideres no tienen la fuerza moral para vivir de acuerdo con las leyes de Dios. Por lo tanto, no pueden preocuparse por hacer cumplir estas leyes dentro de la sociedad.

Las leyes de Dios presentadas en las Escrituras Reveladas están hechas para asegurar la paz y la prosperidad, y por último, para guiar a los ciudadanos hacia el conocimiento de Dios. Pero el negocio nefasto de nuestros lideres demoniacos es perpetuar la filosofía del placer sensorial sin restricciones - especialmente el placer sexual. Como se explica en el Bhagavad-Gita: "Los demonios creen que la gratificación de los sentidos hasta el fin de sus días es la necesidad primaria de la civilización humana. Por lo tanto, su ansiedad no tendrá fin".


Índice General